Cómo crear confianza en su equipo intercultural

jun16-28-138090873

Una de las características más esenciales de un equipo de alto rendimiento —quizás la característica más importante— es la confianza. Cualquiera que haya trabajado en un equipo sabe que los miembros del equipo deben ser capaces de confiar unos en otros para hacer el trabajo, y estar comprometidos y dedicados al bienestar general del grupo. En cualquier grupo de individuos, la confianza es un desafío para crear y sostener, pero en el caso de un equipo multicultural puede ser especialmente difícil por una variedad de razones diferentes.

En primer lugar, estilos de comunicación varían según las culturas; también lo hace la medida en que las personas socializan o ponerse al trabajo al comienzo de una reunión. Hay diferencias en las convenciones alrededor de tiempo, dar comentarios, y en desacuerdo públicamente. Los equipos multiculturales son propensos a la fricción debido a la percepción del etnocentrismo, y los miembros de los equipos minoritarios se sienten ignorados o no tomados en serio.

¿Cómo pueden los líderes de equipos multiculturales aprovechar la ventaja de la diversidad sin caer presa de sus desafíos inherentes? En nuestra experiencia colectiva trabajando con cientos de individuos en equipos transculturales de todo el mundo, los líderes de equipos multiculturales pueden usar los siguientes cinco consejos para crear confianza entre los miembros del equipo.

Estructurar el equipo para el éxito. El gran erudito del comportamiento organizacional Richard Hackman solía argumentar que la mejor manera de asegurar un proceso positivo en un equipo es crear las condiciones iniciales que configuran el equipo para el éxito. Para un equipo multicultural, eso significa asegurarse de que el equipo tiene una dirección clara y convincente, sus miembros tienen acceso a la información y los recursos que necesitan para llevar a cabo con éxito el trabajo, las partes interesadas en diferentes geografías y funciones están a cargo de la agenda del equipo, y el equipo está dotado de personal sabiamente, idealmente con personas que tienen las habilidades técnicas requeridas, así como con inteligencia cultural y destreza global. Dados los desafíos incorporados que enfrentan estos equipos para empezar, es esencial equipolos con tantos miembros curiosos, flexibles, reflexivos y emocionalmente estables como sea posible.

Entender la composición intercultural de su equipo. El líder de cualquier equipo intercultural necesita entender las diferentes culturas, las diferencias de idioma y las «fallas» dentro del equipo, así como la posibilidad de que se malinterprete y se malinterprete. Por ejemplo, si el equipo está formado por tres alemanes y tres coreanos, es posible que adivine que los comentarios serán una trampa cultural. Muchos alemanes se sienten muy cómodos dando comentarios directos y sin paliativos, mientras que lo contrario suele ser el caso en Corea, a menos que el diálogo sea entre colegas mayores y menores. Tomar nota de estas tensiones puede ayudarle a anticipar posibles desafíos y resolverlos rápida y eficazmente.

Dicho esto, los líderes también deben comprender a las personalidades individuales. ¿Y si los tres miembros coreanos del equipo fueron a la escuela en los Estados Unidos, vivieron y trabajaron en Europa, y son cualquier cosa menos prototipos coreanos en su estilo cultural? Eso haría un conjunto muy diferente de predicciones sobre la dinámica de grupo.

Establezca normas muy claras y apegarse a ellas. Los miembros del equipo multicultural inevitablemente van a traer una amplia variedad de diferentes estilos de trabajo y preferencias personales a la mesa. El líder del equipo debe establecer normas de equipo a las que todos se adhieren, sin importar cuál sea su defecto personal. En lugar de simplemente imponer su propio estilo preferido, comience teniendo en cuenta lo que funcionará mejor para el equipo en su conjunto, y considere incorporar prácticas de otras culturas que puedan ser útiles. Por ejemplo, si normalmente asigna responsabilidades individuales pero muchos miembros del equipo prefieren gestionar el trabajo en grupos de proyectos pequeños, puede asignar tareas complejas a grupos pequeños.

Serie de tu equipo y tú

Gestión entre culturas

Dé las normas claras, pero tenga en cuenta a quién en el equipo podría tener dificultades para satisfacer esas expectativas debido a los antecedentes culturales. Es posible que necesite comunicación adicional para esos miembros del equipo. Por ejemplo, si ha establecido que los miembros del equipo deben llegar a las reuniones antes de la hora designada para garantizar un inicio prompt (puntualidad al estilo occidental), deberá reforzar esa norma de forma coherente en todo el grupo. Lo mismo ocurre con los patrones de comunicación. Los miembros del equipo multicultural se benefician de saber qué tipo de información recibirán cuándo y de tener un ritmo regular de videoconferencias, teleconferencias, actualizaciones por correo electrónico y discusiones individuales. Esto crea contexto y previsibilidad que ayuda a compensar las instancias cuando los miembros del equipo están remoto uno del otro. Por supuesto, a veces las cosas cambian y se requiere un ajuste, pero en general, mantener una estructura coherente y clara con respecto a los estilos de trabajo y las expectativas es una forma crítica de crear una cultura de equipo común.

Encuentra formas de construir lazos personales. Ambos hemos descubierto que una de las herramientas más poderosas para aliviar posibles conflictos en un equipo es establecer conexiones personales. Naturalmente, las diferentes culturas globales tienen diferentes normas sobre la construcción de relaciones. En algunas culturas, como el Reino Unido, la gente tarda mucho tiempo en construir una amistad; en otras culturas, como Brasil, aparentemente sucede de la noche a la mañana. Dado esto, es posible que no seas capaz de fomentar relaciones profundas y personales, pero puedes fomentar la relación y las conexiones individuales. Tal vez descubras que alguien con un fondo completamente diferente de ti también es un fotógrafo aficionado, o ambos tienen hijos que tocan el piano. Te sorprendería el poder de estos lazos personales, especialmente en un equipo multicultural. Los líderes deben crear las condiciones para que se formen estas conexiones: Organizar eventos sociales, emparejar a los miembros del equipo más silenciosos con los vocales, o facilitar directamente las presentaciones entre miembros específicos que usted cree que podrían tener elementos comunes ocultos. Lo más probable es que los beneficios regresen directamente al equipo.

Cuando surja un conflicto, aborde inmediatamente. El conflicto es inevitable en cualquier equipo, y mucho menos en uno multicultural. Si surge la tensión, acérquelo rápidamente para que un pequeño conflicto no se convierta en algo imposible de manejar. Los líderes deben ser capaces de comprensión de múltiples perspectivas culturales y servir de puente cultural entre las partes en situaciones de conflicto. Esto puede requerir una comprensión de estilos de comunicación indirecta y directa, y la disposición a tener una discusión franca en grupo o conversaciones secundarias confidenciales, dependiendo de la situación.

La confianza es el pegamento que hace que cualquier equipo funcione a un nivel alto, pero no ocurre mágicamente, especialmente en el caso de un equipo compuesto por miembros culturalmente diversos. Con la motivación para hacer que las cosas funcionen y los consejos anteriores, usted debe estar en una gran posición para aprovechar los beneficios de la diversidad mientras minimiza sus desafíos.

 


Andy Molinsky Ernest Gundling via HBR.org

Total
0
Shares
Post Anterior

Cómo Facebook intenta prevenir la política de oficina

Siguiente Post

¿Por qué Jamie Dimon no está diciendo a los clientes que aumenten los salarios también?

Posts Relacionados

Un plan de 5 días para mantener su empresa a flote

A medida que nos enfrentamos a la pandemia del coronavirus, los directores ejecutivos de las empresas que experimentan un flujo de caja negativo deben responder muy rápidamente. Esta pieza ofrece un manual de cinco días que implica evaluar el entorno interno y externo de la empresa, consultar a la junta directiva, idear un nuevo plan de negocio y modelo operativo, e iterar ese plan con la junta directiva. El énfasis está en la velocidad: los directores ejecutivos que tramitan pueden encontrarse reemplazados.

Leer Más